Legionella, termitas y carcomas

Inscrita en el registro oficial de establecimientos y servicios biocidas con en n. 41/426/00

Legionella

La legionella o legionela es una bactería que vive en el medio acuático y que es capaz de sobrevivir dentro de un amplio espectro de temperaturas. Se da el caso de que, además, se alimenta de materia orgánica. Esta bacteria prolifera en aguas estancadas, llegando a ser muy nociva y peligrosa para personas y animales, pues es la responsable de contagiar la legionelosis.

De aquí la importancia de llevar a cabo un control exhaustivo y proceder a eliminar la legionella de cualquier vivienda o edificación de Sevilla, Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga o Badajoz que pueda intuir la presencia de dicha bacteria. Ante este tipo de plagas lo mejor es la prevención, de modo que nos ahorremos males mayores. Un eficaz tratamiento contra la legionella nos ahorrará muchos percances posteriores.

En Plaguisur, expertos en el control de la legionella, siempre procedemos con nuestros clientes del mismo modo, como dicta el RD 865/2003 de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénicos-sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis.

Ante cualquier duda o sospecha o ante la necesidad de realizar una revisión, no dude en contactar con Plaguisur. Es el momento de poner fin a tan nociva plaga.

 

Cómo prevenir la legionella

tratamiento de legionella sevilla

La infección por legionella o legionelosis, pese a que pueda parecer lo contrario, no se adquiere bebiendo agua contaminada, ni mediante el contacto con alimentos o animales. El problema es que la legionella es una bacteria que habita en medios acuáticos naturales, desde donde pueden llegar a infectar las redes de agua de viviendas, colegios, residencias, etc.

Las condiciones óptimas para que esta bacteria se desarrolle son:

  • La presencia de un medio acuático con una temperatura que oscila entre los 25º y 70º. Se trata de un rango muy amplio, del que podemos concluir la resistencia de esta bacteria al medio.
  • La existencia de agua estancada, en la que se acumula suficiente nutriente para su subsistencia.

El contagio por legionelosis se manifiesta como una infección pulmonar o como un síndrome caracterizado por fiebre leve. La principal fuente de contagio son los aerosoles, pequeñas gotitas de agua que aspiramos inconscientemente del ambiente. Es fundamental seguir una serie de medidas preventivas, a fin de evitar fatales consecuencias:

  • Evitar estancamientos de agua donde la bacteria pueda proliferar, cuidando la proliferación de nutrientes y equilibrando la temperatura.
  • Cuidar y controlar las instalaciones y depósitos de agua caliente sanitaria. Para ello es fundamental seguir un correcto mantenimiento, tanto a nivel de viviendas individuales como comunidades.
  • Extremar la limpieza y desinfección de todo aquello que esté en contacto con el agua (filtros, grifos, depósitos…)

 

Solicite presupuesto

SIN COMPROMISO

Su nombre

Su e-mail

Su teléfono

Su mensaje

He leído y acepto la política de privacidad